Reproducción de los conejos enanos

 

La gestación de la hembra es de 30 o 31 días. Son fértiles a partir de los 3 meses aproximadamente pero no se las debe hacer criar antes de los 7-8.

La hembra es muy territorial y si se lleva al macho a su jaula puede rechazarlo por lo que es más recomendable que sea la hembra la que se lleve a la del macho. Se les deja durante un buen rato juntos y si todo va bien debieran aparearse. La cópula es muy rápida, unos segundos. Al acabar, el macho cae rendido. En el caso de que la hembra rechace al macho se los separa y se vuelve a intentar unos días después.

A las 2 semanas puede saberse si la coneja está embarazada. Puede que comience a quitarse pelo de la barriga y que las mamas se le hayan hinchado un poco. Si se le palpa la barriga podemos notar unas pequeñas bolitas que son los futuros gazapos. Si no es experto es mejor que deje la palpación en manos de un veterinario. En el período de gestación, el macho debe estar separado.

Imagen de previsualización de YouTube

Para la contrucción del nido la coneja uasará su pelo, heno y paja, también se le puede proporcionar papel y trozos de ropa. Alrededor del mes desde el apareamiento, el animal tendrá varios gazapos, entre 2 y 8. Las crías no deben tocarse para que no las abandone la madre. En caso de hacerlo tocar antes heno y a la coneja.

Imagen de previsualización de YouTube

Unas horas o hasta un par de días antes del parto, la coneja mostrará una actitud cansina y probablemente coma poco. En el momento de alumbrar a sus crías se colocará en el nidal e irá expulsando todos los gazapos. No debe haber problemas y es fácil que la madre se coma la placenta de los gazapos.

Las crías mamarán un par de veces al día durante 5 minutos. Por lo general ocurrirá durante la noche o la madrugada. La leche de coneja es muy nutritiva.

Imagen de previsualización de YouTube

 


0 Comentarios

Enviar un comentario

Tiene que estar registrado para enviar un comentario.